domingo, 17 de mayo de 2015

SERVICIOS MUNICIPALES



Adoro mi nueva casa. Está en el centro de la ciudad, cerca de todo, es amplia, luminosa y acogedora... me costó encontrarla pero al final el esfuerzo y la mudanza han merecido la pena. Lo único malo, horriblemente malo, es la farola que alumbra mi cuarto por las noches cuanto me meto en la cama. Reconozco que tengo una manía, no me gusta la oscuridad total, así que tengo que dejar la persiana medio subida y claro, me entra la luz de la calle, lo cual me reconforta, pero cuando se tiene una farola al lado de la ventana la cosa cambia. La tengo tan cerca que si salgo al balcón puedo alargar la mano y tocarla, y aprovechando la coyuntura, después de estar unas cuantas noches sin dormir, descubrí que moviendo un cristal que estaba flojo podía acceder hasta la bombilla, aflojarla y solucionar mi problema. Ilusa de mi. Ni por la imaginación se me pasó que los servicios municipales fueran tan eficientes como para reparar el desaguisado así, por las buenas, sin que nadie reclamara su presencia. Si siete veces aflojé la bombilla, otras siete apareció emanando su luz como mucho dos días después. Me rendí, no me quedaba otra. Pero sorprendentemente una conversación casual me ofreció la solución.
Fue en la cola de la carnicería. Una mujer despotricaba a grito pelado:
-Nueve días – decía – nueve días hace que avisé al ayuntamiento, pero nada, como quién oye llover, el baldosín de la acera sigue suelto justo al lado del portal y ya van tres vecinos que han dado con sus huesos en el suelo. Y la respuesta siempre es la misma, “pasamos aviso al servicio de reparaciones, pero ya le advierto que están muy ocupados”. Menuda cara.

Aquella misma tarde aflojé de nuevo la bombilla y llamé al Ayuntamiento. Me respondieron exactamente de la misma manera que a la señora de la carnicería. De eso ya hace un mes, la farola sigue sin luz y yo duermo como una reina.

5 comentarios:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=fGODp-e8MKk

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajaja.....me encantó! es buenísimo de verdad! Enhorabuena por tu sencillez para contar algo tan cotidiano. Me has robado una buena sonrisa. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias me alegro que te haya gustado y sobre todo que hayas sonreído. Las sonrisas son tan necesarias hoy en día...

      Eliminar